Menú principal

Trucos para afrontar los exámenes finales de curso

cómo afrontar los exámenes de fin de curso

Los exámenes son una de las etapas más temidas por los estudiantes, especialmente aquellos de final de curso, para lo que hay que prepararse al máximo y así no jugársela a una carta. Para ello se pueden poner en marcha algunos trucos muy efectivos como los que os vamos a enseñar en esta entrada.

Un aspecto muy importante es tomar los apuntes durante todo el año, lo que permitirá tener un completo control de toda la materia a estudiar, mucho mejor que si se piden los apuntes prestados.

Estudiar con los compañeros de clase ser convertirá en algo muy recomendable para prepararse para los exámenes finales, con quienes compartir puntos de vista así como resolver los problemas y dudas que se pueda tener sobre el temario, además resulta bastante motivador.

Establecer una planificación para el estudio es primordial para conseguir unos buenos resultados y tener el tiempo suficiente para prepararse antes del examen. Para ello hay que ceñirse a unos horarios que no deben ser alterados, pero tampoco hay que dejar de lado las horas de descanso.

Si se prepara el examen con antelación, también habrá tiempo para desconectar, tomando algo con los amigos, estar con la pareja, pasear, etc., esto contribuye a retomar el estudio con más ánimo que si se hiciera durante 8 horas seguidas, por ejemplo.

El espacio de trabajo debe estar despejado y no tener nada que pueda distraer nuestra atención, por tanto, se debe prescindir del teléfono móvil, el reproductor de música y el ordenador o la tablet si no se están utilizando para otra cosa que no sea estudiar.

Cuando se esté estudiando, es importante leer correctamente. Lo que suelen recomendar los expertos es leer varias veces el mismo texto, una primera vez exploratoria, en la que se debe tomar contacto y saber de qué trata el texto y otra vez en modo comprensivo, mucho mejor si se hace en voz alta y no muy rápido, intentando asimilar lo que se está leyendo.

El descanso también es primordial y al igual que respetamos las horas de estudio también debemos respetar las de sueño, procurando comenzar a estudiar descansados y tranquilidad. La alimentación también es importante, especialmente aquellos alimentos que cuenten con un alto índice de fósforo, que nos ayudarán a mejorar la memoria.

Debemos evitar comer alimentos que tengan mucha grasa o que hagan que nuestra digestión se vuelva pesada, lo que hará que no podamos concentrarnos bien para estudiar.

Para finalizar, tampoco podemos olvidarnos de otras alternativas como el uso de la técnica Pomodoro para administrar mejor nuestro tiempo de estudio intercalándolo con un breve descanso, utilizar un método de fichas o incluso repasar con alguien para comprobar que hemos asimilado correctamente lo que hemos estudiado.

Escribe un comentario

Puedes usar: Etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>