Menú principal

¿Qué es el trastorno de déficit de atención e hiperactividad?

trastorno de déficit de atención e hiperactividad

El trastorno de déficit de atención e hiperactividad, también conocido por sus siglas TDAH, es un trastorno que se manifiesta principalmente en la infancia y puede afectar a los niños de varias maneras. Mientras que algunos niños pueden ser tremendamente hiperactivos y tener grandes problemas con la paciencia a otros puede afectarles directamente con falta de atención y encontrar muy difícil poder concentrarse en lo que están haciendo.

Aunque afecta principalmente a los niños, los adolescentes y también adultos pueden llegar a padecer este trastorno, del que hay que decir que puede tratarse, pero hay que detectarlo, algo que ayuda conociendo los síntomas.

Síntomas del TDAH

El TDAH puede tener muchos síntomas y aunque al principio pueden parecer cosas normales en los niños, con el paso del tiempo este trastorno va empeorando con el tiempo y los episodios se dan con más frecuencia. Normalmente se pueden ver los síntomas en los primeros seis años de vida aproximadamente.

–      Problemas para concentrarse y seguir instrucciones.

–      Cambios de humor y cambiar de una actividad a otra sin aparente sentido.

–      Facilidad para distraerse y olvidarse de las cosas con frecuencia.

–      Correr demasiado, soñar despiertos y fantasear sin parar.

–      Ser muy impacientes, hablar sin parar y estar demasiado inquietos.

–      Tocar y querer jugar con todo lo que ven.

–      No tener control sobre sus emociones.

–      Comenzar las cosas y nunca terminarlas o costarles mucho trabajo.

–      Perder las cosas del colegio o sus juguetes con demasiada frecuencia.

¿Qué es lo que origina el TDAH?

A ciencia cierta nadie sabe exactamente qué es lo que lo causa y se cree que es una combinación de diferentes aspectos como pueden ser los genes, que la madre haya fumado y bebido alcohol durante el embarazo, que haya alguna clase de daño cerebral, algunos aditivos alimentarios o incluso el plomo que hay en pinturas viejas o casas demasiado antiguas.

Pruebas médicas

Puede que notemos algunos de los síntomas antes citados en nuestro hijo, aunque no necesariamente tiene por qué tener TDAH. De hecho la mejor persona para hacer un diagnóstico acertado es el médico quien determinará mejor que nosotros la existencia de ese trastorno, a pesar de que no existen pruebas que revelen al 100% que se tiene-

Las personas que tienen este trastorno mejoran notablemente con tratamiento, pero no existe cura. Entre estos tratamientos se encuentran los médicos, normalmente con combinaciones de estimulantes, aunque a veces causan efectos secundarios. En otro caso existe la terapia, la cual puede reeducar a los niños y mejorar su comportamiento y la tercera opción es la combinación de ambos tratamientos.

Escribe un comentario

Puedes usar: Etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>