Menú principal

Más de un tercio de los jóvenes no tiene formación

formacion insuficiente

La situación del mercado laboral en España no es muy halagüeña que digamos. No sólo por la drástica reducción de los puestos de trabajo experimentada en los últimos años debido a los efectos de la crisis económica. Nuestro país también tiene un problema grave en lo que a educación académica se refiere. Y es que, según el Informe Intermedio Panorama de la Educación 2015 realizado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (http://www.oecd.org/), el 35% de los jóvenes españoles con edades comprendidas entre los 25 y los 34 años de edad tiene una formación insuficiente para encontrar un empleo.

Es decir, más de un tercio de los ciudadanos en esta franja de edad sólo ha logrado terminar la Educación Secundaria Obligatoria (ESO) y no en todos los casos. Este porcentaje supone el doble que la media de los países que integran la OCDE, lo que pone de relieve la comprometida posición en la que se encuentra el sistema educativo español. La formación insuficiente supone una traba enorme a la hora de encontrar un puesto de trabajo, con lo que los porcentajes de desempleo en entre las personas escasamente cualificadas se disparan en tiempos difíciles como los que vivimos.

Menos abandono escolar

Aunque, en líneas generales, las cifras son negativas, lo cierto es que España ha logrado bajar al 21,9% (nueve puntos menos) la tasa de abandono escolar en el último lustro. No obstante, seguimos muy por encima de la media europea, que se sitúa en el 12%. El Gobierno debe seguir trabajando en esta línea para evitar que los jóvenes abandonen los estudios a edades tempranas, de modo que, en el futuro, puedan optar a trabajos con mejores condiciones. Si observamos el conjunto de la población adulta española, el 44% de las personas de entre 25 y 64 años sólo ha cursado la ESO, el doble que la media de la Unión Europea.

La tasa de desempleo de estos ciudadanos asciende al 33%, un dato muy preocupante. Pero el panorama tampoco es positivo para las personas que han cursado estudios postobligatorios, ya que el número de empleados es menor que en el resto de los países europeos. En concreto, el 64,5% de los adultos con titulación de FP media tiene trabajo, un porcentaje similar al de las personas que han cursado bachiller. Frente a la ciudadanía con formación insuficiente, destaca el hecho de que el 41% de los jóvenes ha finalizado estudios de rango superior.

Escribe un comentario

Puedes usar: Etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>