Menú principal

Los beneficios de la formación en la empresa

Los beneficios de la formación en la empresa

Casi 8 de cada 10 empresas en nuestro país invierten poco o nada en formación. De acuerdo con el barómetro de IFAES, empresa consultora para el desarrollo de capital humano, sólo una cuarta parte de las empresas españolas invierten en la formación y actualización de conocimientos de sus empleados un 1% de su inversión en pago de sueldos brutos. Poco más del 25% de las empresas españolas han aumentado su gasto en formación y la gran mayoría lo han mantenido o reducido significativamente. Sin embargo, los expertos coinciden en que la formación tiene una serie de importantes beneficios para el trabajador y la empresa, más allá de los obvios. Hoy queremos mostrarte algunas cosas que la formación hace, tanto por el trabajador como por la empresa.

 Motivación y reconocimiento

Cuando un trabajador percibe que la empresa se preocupa de su formación y promoción profesional, su motivación e implicación aumenta. Hace poco, la firma Adecco señalaba que el 60% de las compañías españolas habían reducido su oferta formativa, pese a que el acceso a la misma es una de las principales preocupaciones de los trabajadores en España. Un trabajador que se siente útil para la empresa, hasta el punto de que ésta invierte dinero en su mejora, es un trabajador que rinde más.

Además, durante las jornadas de formación se favorece el diálogo y la comunicación fluida entre los diferentes miembros de la plantilla, lo que redunda en una mejora general del clima laboral.

Conocimientos específicos

La formación, especialmente la realizada en la propia sede de la empresa, puede gestionarse de manera que satisfaga carencias específicas o vacíos en la formación del trabajador para el desarrollo de las tareas de su puesto.

Conciliación laboral y familiar

La formación online y a medida siempre es percibida por el empleado como un esfuerzo de la empresa por hacerle crecer como profesional y, además, conseguir que su vida familiar y tiempo de ocio pueda ser empleado en lo que desea.

Deducciones y beneficios fiscales

No es un secreto que las empresas que apuestan por desarrollar programas de formación para sus empleados, ya sean propios o a través de otras compañías y centros, pueden beneficiarse de beneficios fiscales, deducciones y otras ventajas a nivel impositivo. Tanto a nivel estatal como en las diferentes comunidades autónomas se establecen ventajas y créditos a la formación en función del colectivo de profesionales al que se dirige o el sector.

Escribe un comentario

Puedes usar: Etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>