Menú principal

El auge de los contratos de formación

contratos de formación

La crisis económica ha traído consigo innumerables cambios, la mayoría de ellos negativos, en el mercado de trabajo. Pero también podemos percibir transformaciones positivas, como el auge de los contratos de formación (siempre y cuando no sea en detrimento de otros acuerdos más ventajosos para los trabajadores). Y es que esta modalidad contractual se ha incrementado un 77% en los últimos seis años. Un porcentaje muy notable que establece la cifra total en casi 140.000 contratos de este tipo, dato que se desprende de un reciente estudio realizado por Randstad, empresa dedicada a la gestión de recursos humanos.

Los ciudadanos más favorecidos por los contratos de formación son aquellos que se encuentran por debajo de los 25 años. Tanto es así, que cerca del 60% de las personas que encontraron trabajo mediante esta fórmula en los últimos años no superaban esa barrera de edad. Según el Ministerio de Empleo y Seguridad Social (http://www.empleo.gob.es/), esta tipo de contrato tiene como meta cualificar profesionalmente a los trabajadores a través de un sistema dual. Es decir, realizan un trabajo retribuido económicamente en una empresa al mismo tiempo que siguen un programa de formación.

Más titulados superiores

Los contratos de formación se han potenciado, sobre todo, en desde 2012. Sólo el pasado año, aumentaron un 32% respecto a 2013. Así las cosas, parece que los empresarios ven con buenos ojos esta modalidad contractual, que permite orientar a estos trabajadores para que cubran de un modo más eficaz las necesidades productivas de las compañías. La razón es que pueden enseñarles directamente el funcionamiento de la empresa desde el inicio de su trayectoria laboral. Según revela el citado informe, hay un estrecho vínculo entre el grado de estudios cursados y las opciones de encontrar trabajo.

De hecho, desde 2008 se cuadriplicaron los contratos de formación realizados a personas con una titulación de categoría superior. De este modo, el 68% de estas contrataciones fueron hechas a trabajadores con estudios universitarios, de secundaria, o de ciclo formativo superior.  Otro hecho positivo es que ha crecido la contratación de mujeres a través de esta clase de acuerdos, hasta alcanzar la mitad de ellos. Una cantidad muy superior a la registrada hace seis años, cuando sólo el 40% correspondía a  personas del sexo femenino. En cuanto a las regiones, Canarias, la Comunidad Valenciana, Madrid y Andalucía copan los primeros puestos en el número de contratos de formación efectuados.

Escribe un comentario

Puedes usar: Etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>