Menú principal

Aprende a hablar en público

hablar en público

Muchas personas sienten un gran temor a hablar en público. De hecho, es un trastorno identificado por los médicos que se denomina glosofobia. Ansiedad, náuseas y sensación de pánico son algunos de los síntomas que provoca esta patología. Es importante superar esta traba, ya que hablar ante una concurrencia más o menos numerosa es imprescindible, por ejemplo, para desempeñar determinados puestos de trabajo. Asimismo, aprender a desenvolverse con soltura ante personas desconocidas es esencial para superar con éxito las entrevistas laborales.

Para hablar en público, es esencial realizar una preparación previa. Cuanto mejor conozcas el tema que vas a desarrollar, más probabilidades de salir airoso tendrás, como explica la prestigiosa Clínica Mayo. Documentarse y anticiparse a las posibles preguntas que puede realizar el público o los interlocutores es fundamental. Esta preparación te restará muchos nervios y te ayudará a recuperar el hilo del discurso si te pierdes en algún momento.

Capta la atención

El comienzo es la parte más importante de la intervención. Al empezar a hablar, tienes que intentar, por todos los medios, captar la atención de los oyentes. Una frase efectiva o una anécdota suelen dar un buen resultado. Ante todo, evita caer en los tópicos y ser aburrido. Ser ameno no está en contradicción con ser profesional. Si te bloqueas, no te pongas nervioso. Respira e intenta recordar en qué punto te habías quedado. El sentido del humor puede ser un buen aliado en estas situaciones.

Para ayudarte a volver al discurso, es conveniente que prepares unas tarjetas con los temas a tratar esquematizados. De esta forma, bastará con que les eches un vistazo para seguir con tu intervención. Para hablar ante una concurrencia, es básico que aprendas a utilizar los silencios. Quedarse callado no siempre es negativo. Tanto es así, que algunas pausas pueden enfatizar tu mensaje. No obstante, no deben ser prolongados.

El tiempo es un aspecto vital a la hora de hablar en público. Lo recomendable es ajustarse al período establecido, aunque tampoco es bueno dejar preguntas sin responder. Es mejor acortar el discurso si se prevé que los asistentes plantearán muchos interrogantes. Además del aspecto oral, es importante el lenguaje corporal, puesto que es una valiosa herramienta de comunicación.

Así, es de suma relevancia controlar los gestos y la postura del cuerpo. Fruncir el ceño y permanecer encorvado transmiten sensaciones negativas. Opta por las sonrisas y por mantener una posición recta. Si quieres dominar el arte de hablar en público, en la actualidad existen numerosos cursos, tanto presenciales como a distancia, para que aprendas a desenvolverte ante los oyentes. Conoce los trucos principales y conquista a tu audiencia.

Escribe un comentario

Puedes usar: Etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>