Menú principal

6 consejos para estudiar en vacaciones

estudiar en vacaciones

Muchos alumnos, una vez finalizado el curso, se enfrentan a la necesidad de estudiar en verano, ya sea para preparar los exámenes de recuperación de septiembre, los ingresos a alguna universidad o cualquier otra prueba que, para su pesar, requiere dedicar cierto tiempo al día a los libros.

Estudiar durante el verano no es plato de gusto, si bien hay una serie de trucos que pueden ayudarte a hacerlo un proceso más agradable y llevadero.

La constancia tiene premio

Especialmente si tenemos que estudiar poco o para una o muy pocas asignaturas, puede que tengamos la tentación de dejarlo todo para las últimas semanas. Craso error. El verano puede parecer eterno, pero también acaba. Es mejor dedicarle una o un par de horas diarias al estudio en verano que cinco o seis durante dos semanas al final.

Encuentra tu lugar de estudio

No se puede estudiar en la piscina, en la playa o tumbado en una terraza. Tienes que buscar un lugar de estudio lo más tranquilo y cómodo que sea posible. Intenta alejarte de tentaciones y distracciones como el móvil, el ordenador o la videoconsola.

Al principio, planifica

Al estudiar en verano es esencial la planificación. Dedica tus primeros días de estudio a establecer tus horarios, hacer esquemas, pedir apuntes si así fuera necesario… de tal manera que, cuando te pongas a ‘hincar los codos’ ya cuentes con todo lo necesario.

Las mejores horas

A la hora de ponerte a estudiar en los meses de verano, las mejores horas son las de la mañana, justo después de desayunar. Así estarás pletórico de energía, evitarás el calor de las horas centrales del día y, lo más importante, una vez que hayas terminado de estudiar aún tendrás toda la jornada por delante para dedicarle a tus cosas.

Descansa

Resulta obvio recordarte que, sin un debido descanso, el cuerpo rinde mucho menos. No sólo te queremos decir que te pongas a estudiar después de haber dormido lo suficiente. También te recomendamos que, si eres capaz de organizar tu horario y cumplirlo desde el inicio del verano, dos o tres días a la semana te los tomes libres al 100%. Si te pones a estudiar desde el inicio de tu periodo vacacional, cuatro días de estudio a la semana bien aprovechados pueden ser más que suficientes.

Asesoramiento

No está mal que, especialmente para las materias más complejas, un día a la semana contactes con un profesor particular de apoyo que pueda dirigir el estudio de tu hija/hijo, ponerle pruebas y deberes, explicarle conceptos y, sobre todo, evaluar si su evolución es la correcta.

 

 

Escribe un comentario

Puedes usar: Etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>